Extensión del permiso para lactancia en casos especiales

La Sala Constitucional en sentencia N° 991 de fecha 30/11/17 [1] https://goo.gl/ZxF7Gz , interpretó de forma vinculante y con carácter ex nunc, es decir, que produce efectos a partir de la publicación de la sentencia, que el permiso o licencia por lactancia que reduce hasta por 3 horas por día la jornada de trabajo de la madre, se podrá extender hasta por 2 años, en casos especiales y cumpliendo ciertos requisitos.


Durante estos períodos que en el caso de la mayoría de las empresas, por no contar con guardería ni sala de lactancia se prolonga por 2 permisos de 1 hora y 30 c/u = 3 horas por día o jornada de trabajo, esas 3 horas no se podrán imputar a reposo, comida o descanso. Por tanto estos lapsos de tiempo deben ser remunerados como tiempo efectivo de prestación de servicio, y normalmente lo que se acuerda con la trabajadora es que llegue 1 y media horas después de su hora de entrada y se retire 1 y media hora antes.

Ahora bien, la referida sentencia de la Sala Constitucional del TSJ, modificando el criterio establecido por muchos años por los tribunales, inspectoría del trabajo e IVSS (Seguro Social), que interpretaban que el beneficio de lactancia era por tiempo máximo “un año” y que “no es válido un permiso para lactancia materna después de (12) doce meses de edad”, ha establecido ahora que sí podrá extenderse cumpliéndose con los siguientes requisitos(i) que la trabajadora sigue lactando; y (ii) que se justifica la extensión de dicho permiso, por razones especiales como: bajo peso o talla, no tolerancia a leche de vaca o fórmula, prematuridad; trastornos de alimentación; síndrome de malabsorción intestinal; déficit nutricional; retardo de crecimiento intrauterino; síndrome diarreico; síndrome de down; errores innatos del metabolismo; fibrosis quísticas; síndrome Pierre Robín; labio y paladar fisurado (labio leporino y paladar hendido); cardiopatías congénitas; espina bífida; mielomeningocele; trastornos convulsivos; hidrocefalia; parálisis cerebral; trastornos hemorrágicos del recién nacido por déficit de vitamina K; madre diabética con trastorno de hipoglicemia; enfermedades infecciosas tales como enterocolitis necrotizante, varicela congénita, síndrome de torchs (toxoplasmosis, rubéola, citomegalovirus – virus Epstein Barr, hepatitis, herpes, sífilis); sepsis; hemofilia, y, rehabilitación post-hospitalización / post enfermedad.

Debido a que la madre se encuentra mensualmente haciéndose el control pediátrico establecido en el Reglamento de la LOPCYMAT, artículo 15, deberá solicitar al médico tratante que le expida un informe en el que justificará: (i) que sigue lactando; y (ii) que se justifica la extensión. En caso que la empresa tenga un servicio médico o esté afiliado a un S.S.S.T. (Servicio de seguridad y salud en el trabajo), podrá solicitar que se corrobore la existencia de los 2 requisitos.

Entendemos que los empleadores tienen temor a que ciertas trabajadoras que con médicos “amigos” manipulen la extensión del periodo de lactancia. No obstante, también se dan casos en los que la trabajadora es “colaboradora y consciente”, se lleva el trabajo para su casa, se conviene una jornada que no afecte sus labores y/o deja leche que se sacó previamente en un tetero.

Finalmente, hay empresas que cuando consideran que la trabajadora no es “colaboradora y consciente”, lo que hacen es que aprovechando la inflación no le hacen los ajustes proporcionales y la dejan en salario mínimo. Dicha decisión conlleva el riesgo sobre todo en casos de trabajadoras con cargos similares en la empresa que denuncian “Discriminación” y exijan el retroactivo de homologación de condiciones, beneficios y salarios.

Conclusión:
Las trabajadoras para gozar de la extensión, deben presentar el informe, que establezca la prórroga, que no necesariamente es por 1 año más (luego del primer año), puede ser por menos, quizás un mes o cuatro etc., y demostrar cual es el caso o anomalía especial que sufre el niño que requiere dicha extensión.
Quedamos como siempre a sus gratas ordenes.
Atentamente;
Frederick Cabrera